Warriors a un triunfo del Título

0

Stephen Curry (37 puntos, siete rebotes, cuatro asistencias y dos robos) recibió una bienvenida abrumadora por parte de la afición de Golden State Warriors. Y no es que le estuvieran esperando antes de que comenzara el Juego 5 ante Cleveland Cavaliers (104-91) para poner la serie 3-2, sino que estaban aguardando la mejor versión del armador, ésa que todavía no había aparecido a tiempo completo en estas Finales de la NBA y que le llevó a conseguir su mejor balance anotador en esta eliminatoria.

Con gritos de ‘MVP, MVP’, el base del plantel californiano hizo vibrar al Oracle Arena con un final de partido más cercano a lo que ofreció durante una temporada regular en la que fue el Jugador Más Valioso. Les contagió a base de triples (7 de 13), de levantar la mano para ensalzar más todavía los ánimos del graderío. La ocasión merecía mantener la ventaja de cancha, ya que por primera vez desde que Matthew Dellavedova se convirtió en su marca, Curry ha jugado con la soltura de siempre.

El momento cumbre fue su despegue en el último periodo para romper el equilibrio en el marcador de ambos equipos, que se repartieron los cambios de liderazgo en el luminoso casi a partes iguales. Los 12 últimos minutos de partido dejaron a un base que obtuvo un balance de 5 de 7 en tiros de campo, 3 de 5 en triples y 4 de 4 desde la línea. En total sumó 17 puntos vitales para la victoria de los suyos. Sus totales en efectividad fueron 13 de 23 en tiros de campo y 7 de 13 desde el perímetro. Y un dato para el anecdotario, cuando un JMV llega a unas Finales con 3-2 en la serie, su equipo ha sido capaz de vencer el campeonato en 13 ocasiones. Nunca antes se le ha escapado un anillo cumpliéndose estos parámetros. Leer más en ESPNDeportes

Comentarios de Facebook